jueves, 3 de diciembre de 2009

Carta de Sandra para Haití



Hola Nazaret!Soy Sandra, una chica de 17 años alumna del colegio Jesús-María de Bilbao. María nos ha contado la gran labor que haces con las gentes de Haití, sobre todo con lasmujeres. Me alegra mucho saber que hay gente como tú, tan comprometida y rebosante de ganas de ayudar a otros, también admiro mucho, en especial, la labor de los/lasmisionero/as que dejan su cultura, país, amigos, familia… para sumergirse en unmundo sin comodidades apenas y entregarse a los más desfavorecidos.Yo tengo un poquito de ese espíritu, pues me encanta ayudar y aportar lo mejor de mí en cuanto puedo, por ejemplo, este es mi segundo año colaborando con María en la actividad de tiempo libre que ofrece el colegio los viernes por la tarde a chavales de entre 8 y 12 años, me gusta influir en su educación sirviéndoles de ejemplo.Tengo la intención cuando sea mayor de edad de ir como voluntaria a algún sitio que necesite ayuda humana, la que considero imprescindible para el desarrollo de estas personas, porque la ayuda económica sin colaboración humana no hace gran cosa a largo plazo, alguien tiene que educarles para administrarlo bien, y mostrarles las posibilidades de futuro.Me gustaría conocer un poco mas de tu historia, ¿Cómo fueron los primeros años allí?, ¿has sentido ganas de abandonar la misión y regresar a tu casa?, ¿has sentido debilitada tu fe en algún momento? Yo creo que los estados, que tienen poder para hacer, deshacer, poner y quitar,donde y cuando quieran podrían hacer muchísimas cosas más por los países subdesarrollados, ¿allí también notáis la escasez de ayudas por parte de losgobiernos?, ¿cómo es la actitud de los haitianos, se muestran positivos y convisiones de futuro? , ¿Cuál es su opinión del mundo? Bueno Nazaret, ya me despido que no quiero robarte mucho de tu valioso tiempo, te agradezco de todo corazón el tiempo dedicado y te mando mi ánimo y afecto para continuar como hasta ahora. Espero que recibáis muchas ayudas y que cada vez sea más gente la concienciada e involucrada en la causa. Creo que falta mucho por hacer y me gustaría formar parte de ello, tú ejemplo y el de muchos otros nos abre los ojos aun mundo de injusticias y egoísmo del que tenemos noción pero poco hacemos para cambiarlo.Un abrazo, Sandra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos